Directorio del Sitio
Presentación del Sitio
Imágenes Paracaidistas
Directorio Principal
Información del Club
Nuestros Precios
Localización
Web de Interés Social
Noticias de Prensa
Salto en Tándem
Normas de Seguridad
Formulario Contacto
Enseñanza
Cursos
Lo que Preguntáis Más
Saltos y Disciplinas
Salto en Tándem
Preparar el Salto
Certificado Tándem
Transporte de Usuarios
Datos Aeródromo
Altitudes Islas
Zona de Salto
Plegado Paracaídas
FECDA-Licencia

Dudas y SugerenciasForo Paracaidismo Deportivo

Bautismos de Aire

Datos Aeródromo

 

 

Regresar a Página Principal


+ Los que Más Mimamos al Paraca
Los que Más Experiencia Tenemos
+ Los que Más Volamos al Año
+ Los que Más Miramos por la Seguridad
+ Los que Más Barato Cobramos
+ Los que Más lo Hacemos Todo Bien

Este deporte consiste en lanzarse con paracaídas, es una técnica del salto con paracaídas, que puede realizarse desde un avión, helicóptero o globo aerostático, con finalidades recreativas, deportivas o de transporte(de personal militar o de bomberos) y surge como una consecuencia del paracaidismo militar. Ha pasado de ser un sistema de emergencia, a un deporte aéreo de precisión, el desarrollo de nuevas técnicas de entrenamiento y equipo han contribuido a la seguridad y el disfrute del deporte.

Es un deporte breve pero muy intenso donde se segrega adrenalina. En apenas 10 segundos desde el salto, el paracaidista alcanza ya casi los 200 km/h. Si el lanzamiento se ha realizado desde 3.000 m, la caída apenas superará los 35 segundos antes de que se tenga que abrir el paracaídas.

En 1929, se patenta un sistema que permite deshacerse del paracaídas principal de forma rápida y segura en caso de que aparezcan problemas.
Las primeras competiciones datan de la década de 1930 y estaban limitadas a aterrizajes de precisión sobre un blanco.
En 1950, el Paracaidismo como deporte es aceptado por la Federación Aeronáutica Internacional.


En 1951, se celebra el primer campeonato de Paracaidismo en Yugoslavia.
En España, el Paracaidismo como deporte llegaría en los años 1970, con la aparición de clubes en Sevilla, Valencia, Madrid y Zaragoza.

El paracaidista vuela con su cuerpo con la ayuda de la fuerza de la gravedad y de las fuerzas aerodinámicas. Moviendo los brazos o las piernas puede realizar figuras y formaciones en el aire durante la caída. Cuando los paracaidistas aprendieron a controlar sus cuerpos en caída libre, se añadió una prueba con el mismo nombre, en la que los competidores realizan series de maniobras acrobáticas antes de alcanzar la altitud de apertura del paracaídas. En la forma más popular de competición, equipos de saltadores de caída libre forman figuras geométricas predeterminadas en un tiempo permitido. Más de treinta países participan en los Campeonatos del Mundo que se celebran cada dos años.

Los paracaidistas modernos se tiran en caída libre desde unos 3.700 m de altitud hasta que llegan a unos 760 m del suelo, momento en el que despliegan sus paracaídas; durante la caída libre ejecutan maniobras controlando la posición del cuerpo.


El uso de paracaídas direccionables que permiten aterrizajes suaves y precisos ha incrementado notablemente la popularidad del deporte. Debido a que se trata de una actividad de alto riesgo, los paracaidistas deben adoptar diversas medidas de seguridad.

Cada paracaidista lleva obligatoriamente dos paracaídas: uno principal y uno de reserva de menor tamaño. Antes de desplegar el de reserva, es necesario desprenderse del paracaídas principal para evitar que existan interferencias y debe hacerse antes de alcanzar los 700 m. Para ello, todos los paracaídas poseen un sistema de tres anillas que permite separar el principal del arnés, simplemente tirando de una almohadilla, denominada liberador, que se puede coger de unos cables de teflón, siempre de color amarillo, y cuya extracción provoca el desprendimiento del paracaídas principal mal abierto. Es obligatorio además del paracaídas de reserva, un sistema de activación automática que permita abrir el paracaídas una vez alcanzada cierta altura.

Una vez al año, es obligatorio desplegar y volver a plegar el paracaídas de reserva para garantizar que siempre se encuentra en perfecto estado. Todas estas labores deben realizarse por personal cualificado, dada las serias implicaciones que tienen sobre la seguridad. Se recomienda además el uso de casco, gafas, altímetro y sistema de apertura automática de emergencia. Una vez abierto el paracaídas el paracaidista puede alterar tanto la velocidad como el descenso.

Se utilizan paracaídas de formas rectangulares que están hechos con una superficie doble que se infla y toma una forma similar al ala de un avión, permitiendo un alto grado de maniobrabilidad y un descenso lento. Operando las cuerdas de control que van conectadas a los bordes de salida de la campana que forma el tejido

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

     

 

Para comenzar a saltar se debe hacer un curso y un test de seguridad, se solicita al alumno un certificado médico ordinario. Una vez conseguida la licencia federativa de Paracaidismo, el deportista cuenta con un seguro de asistencia sanitaria, hospitalaria, quirúrgica, farmacéutica y, por supuesto, un seguro adicional de responsabilidad civil. Un primer y seguro salto se puede realizar después de recibir cuatro horas de entrenamiento profesional.

 

En el Surf Aéreo, el paracaidista cae de pie y apoyado en una tabla de surf convencional ligeramente modificada para su aplicación sobre el aire, el salto se realiza desde los 4.000 metros. Los primeros intentos aparecen en Francia en 1988, cuando Laurent Bouquet se ata una tabla de surf a sus pies durante un salto. Posteriormente, Patrick de Gayardon inventaria un sistema de soltura rápida que permitiría desprenderse de la tabla de surf en caso de emergencia y que, desde entonces, se ha vuelto.


La tabla debe tener unas dimensiones mínimas y debe ser proporcional a la altura del participante. Se evalúa tanto la destreza y precisión en la ejecución de las maniobras acrobáticas como en la calidad del video realizado durante la caída y que deberá ser mostrado ante los jueces para su evaluación.

Speedriding es una combinación de esquí, vuelo y velocidad, un deporte para esquiadores y parapentistas, permite experimentar una sensación similar a la de volar con la ayuda de una campana y esquíes.
Se realiza fuera de pista, con equipo de freeride y una campana especial para speedriding muy similar a un parapente pero reacciona más rápido y de manera más ágil debido a su pequeña superficie de entre 10 y 14 m². Volar, hacer carving y flotar suavemente sobre profundas pendientes de nieve polvo o descender sobre ellas todo ello a una velocidad de vértigo.

En la modalidad de Paracaidismo de Precisión, (el paracaidista debe caer lo más cerca posible de un blanco) se realizan 10 saltos, además de una manga previa de entrenamiento y se hacen a 800 metros de altura. El fin de la competición es aproximarse lo máximo posible a una diana de dos centímetros de diámetro, normalmente de color amarillo sobre fondo negro. El ganador será quien obtenga menos puntos al final de la prueba.

Existe también una modalidad por equipos, compuestos normalmente por un máximo de cinco miembros, de los que únicamente se consideran los puntos obtenidos por los cuatro mejores. En este caso, el salto se realiza desde una altura de 1.000 metros y de forma conjunta. De nuevo, el equipo vencedor es el que consiga menos puntos.

En el Paracaidismo de Formación se establecen equipos de cuatro miembros que deberán ejecutar unas determinadas figuras en el aire, pero una vez que el paracaídas haya sido desplegado. La competición consiste en un máximo de ocho saltos, en cada uno de los cuales los competidores deben realizar cuatro ó cinco figuras en su descenso a tierra.
Se salta desde alturas próximas a los 2.000 m, debiéndose formar la primera figura, transcurridos un máximo de 30 segundos desde que salta el primer miembro del equipo.

El Salto Base se realiza desde objetos a pequeña altura como edificios, antenas, puentes y tierra o peñascos y fue inventado por Cari Boenish en 1978 al saltar desde el acantilado de El Capitán en Estados Unidos. Requiere abrir el paracaídas apenas unos segundos después de haber iniciado el salto, y una técnica especial, ya que es necesario volar aerodinámicamente para alejarse del objeto antes de abrir el paracaídas. De esta forma se evitan peligrosas interferencias.
No es un deporte como tal reconocido por la Federación Aeronáutica Internacional, pero tiene muchos partidarios debido a que combina la práctica del Paracaidismo con la escalada y la naturaleza.

Esta modalidad trata de dotar de alas a los paracaidistas, para reducir su tasa de caída y aumentar su desplazamiento horizontal, lo que permite recorrer considerables distancias, como atravesar el Canal de la Mancha o el Estrecho de Gibraltar.

Las alas se realizan en materiales no porosos al aire, que permite que el mono se infle formando un ala a la vez que evita la sensación de frío al paracaidista.

Salto Tandem modalidad en la que saltan dos personas, un instructor y un pasajero esta modalidad es meramente recreacional o instruccional. Cualquier persona en una condición física aceptable (sin superar los 100Kg de peso y/o los 2m de altura), que no padezca cualquier tipo de afección cardíaca o epiléptica, y mayor de edad (los menores con autorización de sus padres) puede hacerlo.

               Misceláneas -
 

Meteo Aeronáutico

Copyright 2010 - Paracaidismo Deportivo - Filial de SkyDivegran Canaria - Resolución Idónea 1024X768 - Navegador Internet Explorer y Mozilla

Vídeo Número 4 Vídeo Número 5 Vídeo Número 6 Hoteles Cercanos a Zona de Salto y Aterrizaje Zona de Ocio